20 de diciembre de 2017

Diputados aprobó la reforma tributaria

La iniciativa obtuvo 146 votos a favor, 77 en contra y 18 abstenciones. El proyectó ahora se derivó al Senado. 

La reforma tributaria que impulsa el oficialismo se aprobó en general el miércoles por la madrugada en la Cámara de Diputados con 146 votos afirmativos, 77 negativos y 18 abstenciones. El avance de la iniciativa fiscal de

Cambiemos

, que ahora deberá debatirse en el Senado, se logró luego de la sanción de la ley que modifica la actualización de las jubilaciones y asignaciones sociales.

Un punto clave del proyecto es la derogación del Fondo del Conurbano (que se solventaba con el 10% de Ganancias aunque con un tope de $650 millones) y la distribución del 20% recaudado del impuesto a las Ganancias que se derivaba a la ANSES entre las provincias y Nación por el sistema de Coparticipación federal; en tanto, el sistema previsional se financiará con la totalidad de la recaudación del impuesto al cheque.

Otro eje del proyecto es la exención del impuesto a las Ganancias para los inversores no residentes en la Argentina, salvo en el caso de que operen en el mercado de Lebacs. Además se bajará a la mitad el IVA en las carnes de pollos, cerdos, y conejos, con el objetivo de que bajen los precios de esos productos alimenticios. 

Otro de los cambios sustanciales que propone el oficialismo está vinculado a los impuestos internos a la cerveza, que vería elevado del 8% al 17% el tributo que paga al Estado. Esto es una mana noticia para los consumidores de esa bebida alcoholica, ya que este año sufrió un brutal aumento y para el que viene se estima una suba de mayores proporciones, si es que el proyecto se termina convirtiendo en ley. 

Además, las empresas no pagarán aportes patronales hasta una remuneración bruta de $12.000 para 2022, en una escala que comienza el año próximo con $2.400, sigue en 2019 con $4.800, en 2020 con $7.200 y en 2021 con $9.600 pesos. Con este proyecto, el oficialismo buscan que la reforma sea gradual y que de aquí a 2022 la presión tributaria caiga en al 1,5% del PBI con el objetivo de alentar la inversión y la creación de empleo.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios