Martes 1 de Diciembre de 2020

Hoy es Martes 1 de Diciembre de 2020 y son las 08:58 FM SENSACIÓN 88.7 TU RADIO

  • 19º
  • Parcialmente soleado

19°

Lucas Gonzalez

10 de abril de 2017

NICO: UN JOVEN CON VIEJOS PROBLEMAS Y NINGUNA SOLUCIÒN

Un problema de vieja data. ¿Qué hace la sociedad con los enfermos mentales que delinquen? ¿Cómo se trata el tema de Salud Mental en la provincia y en el país? Preguntas que flotan en el aire de nuestra ciudad al conocerse un hecho grave protagonizado por este personaje.

Nicolás Velazquez es un joven con serios problemas mentales, que fue detenido este domingo, luego de ingresar a la vivienda de una mujer, intentar robarla y finalmente golpearla salvajemente.

El joven conocido como Nico, desde temprana edad empezó a tener problemas, a ejercer violencia, hacer pequeños hurtos, ingresar a autos ajenos para robar , asustar mujeres y niños y otros hechos menores, pero esta vez pasó lo que muchos preveían, pero las autoridades no se daban por enterados.

Es vox pópuli en la ciudad, que, ante cada desmán de este joven, era demorado por la Policía, pero siempre se ordenaba su libertad, a las pocas horas. Cuando era menor por ese motivo , y desde que es mayor de edad, porque, ha sido declarado insano por la justicia, por lo cual sería "inimputable" .

Entonces, pasó lo que era obvio que alguna vez pasaría, ya que andaba suelto y sin control alguno... cometió un delito grave y violento.  

Si bien se puede entender que una persona insana, con problemas de salud mental es inimputable, sabemos también que debe ser controlada y monitoreada en forma permanente para evitar que cometa desmanes. Es en este último punto donde el estado falló, una y otra vez. 

¿Qué hacer con enfermos mentales que pueden tornarse peligrosos? Es un grave dilema que tiene la sociedad. Y en este punto en particular es donde se cometen mayores errores. Las nuevas tenencias de la psiquiatría moderna están claramente en contra de la internación compulsiva de quienes padecen enfermedades mentales graves.  Y se cree que dichos enfermos deben seguir tratamiento ambulatorio dentro del entorno familiar. El problema es que esta tendencia se ha generalizado y se toma como "mala praxis" si se hacen las cosas de otra manera. Y si bien continúa habiendo instituciones y hospitales que tienen pacientes internados, la tendencia apunta a que esa situación sea transitoria y voluntaria. De hecho cualquier interno de un hospital psiquiátrico es legalmente libre de irse, sea cual fuere su estado y patología. 

El grave problema que tiene esta tendencia es que se llega a una especie de "fundamentalismo" que no resuelve, en modo alguno, la problemática de un chico como el protagonista de esta historia, que está en medio de una sociedad, sin un entorno familiar que lo contenga y sin control alguno del Estado. Y se llega al despropósito de que el Estado lo protege y apaña en sus "aventuras" porque es "insano" y por lo tanto "inimputable". (Esto puede verse claramente en la lectura del trabajo "Salud mental y desinstitucionalización: resistencias y obstáculos en los procesos de externación en un hospital monovalente de la zona sur de la ciudad de Buenos Aires" Autores varios. http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1851-16862013000100025  )

Se ha llegado al extremo de que la Policía ha tenido problemas, incluso legales,  por actuar para detener los desmanes de esta persona y que aun después de entrar a la casa de una señora, intentar robarla y golpearla salvajemente, la Policía debió pedir permiso a la Fiscalía y al Defensor Oficial para arrestarlo y derivarlo a la Jefatura Departamental, cosa que por fin sucedió el pasado domingo.

De este modo, incluso, circula el rumor de que Nico habría sido guiado y manipulado por una persona adulta quien le marcaba las casas adonde debía entrar a robar, aprovechando la ventaja de que era inimputable, pero este hecho no ha podido ser confirmado.

Hay además, en este tema, una llamativa inacción de la Municipalidad de Lucas González, que nunca se han ocupado de este tema. Incluso hay otros casos en nuestra ciudad, de menores con características similares a las de Nico, en mayor o menor medida, y allí también es curioso que no se tome acción al respecto por parte del Area de Minoridad por ejemplo, pero parece que el Gobierno Municipal cree, erróneamente, que este tema no es de su incumbencia. 

Podemos estar de acuerdo con la perspectiva desde donde se encara la nueva tendencia de salud mental que promueve la desistitucionalización y con reemplazar los viejos hospitales psiquiátricos donde un paciente se transformaba, prácticamente en un preso , aunque no hubiese cometido delito alguno. Pero consideramos que se debe reemplazar el control del hospital, por un control ambulatorio del estado y es en este punto donde falla rotundamente esta tendencia y que ese control, o los dispositivos para ejercerlo, no existen. 

Entonces dejamos en la calle a personas que, como Nico, no están en condiciones de vivir en sociedad y, finalmente, terminan "institucionalizados" en un penal, en lugar de un hospital, y otras personas pueden terminar con un grave daño. 

 

 

 

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios