Jueves 3 de Diciembre de 2020

Hoy es Jueves 3 de Diciembre de 2020 y son las 14:08 FM SENSACIÓN 88.7 TU RADIO

  • 24.7º
  • Mayormente soleado

24.7°

Lucas Gonzalez

LOCALES

4 de junio de 2018

NO MÁS ESTRELLAS AMARILLAS

Editorial por Ricardo Delgado

Hace algunos días pintaron una nueva cruz amarilla en nuestra ciudad. Fue en la intersección del nuevo bulevar Petrelli  y la calle Zapian, lugar donde el 29 de abril falleció Juan Manuel Cabrera Gaitán en un nuevo incidente de tránsito que enluta a nuestra ciudad.

Se da el paradójico caso de que este bulevar, que es la obra emblemática de la gestión de Luis Hanemann, la que más se ha mostrado en todos los medios locales y de otros lugares, no ha sido inaugurado oficialmente aún y ya tiene dibujada una estrella amarilla.

Pero lo peor no es eso. Lo peor es que del 29 de abril para acá nada ha cambiado. A pesar de las marchas que los familiares, amigos y vecinos hacen cada semana pidiendo justicia y fundamentalmente, pidiendo acciones oficiales  para que no haya más víctimas.

Pero pasados 37 días de la muerte de Juan Manuel,  sigue habiendo sólo dos o tres inspectores de tránsito para cubrir 7 días de la semana las 24 horas, seguimos sin tener un Juez de Faltas. No se colocaron reductores de velocidad, ni lomas de burro, ni cámaras, ni carteles de precaución, no se han comprado pipetas para control de alcoholemia, ni se ha capacitado a los inspectores para hacer ese examen. Tampoco se ha hecho ninguna campaña de prevención en los medios.

Tampoco la gente se cuida. Vemos incesantes desfiles de motociclistas sin casco, gurises en bicicleta haciendo "willys"  en la tarde noche en el mismo bulevar, vemos pasar autos a gran velocidad, no ha cambiado nada. 

Pero algo sí ha cambiado, la familia de Juan Manuel, junto a la fundación Vida ER, han pintado, imagino que con lágrima en los ojos, una nueva estrella amarilla.

Nos preguntamos que más tiene que pasar para que se le ponga atención al tema del tránsito, que es lo que falla para que en una ciudad, en la cual por sus calles principales pasa un promedio realmente bajo de tránsito vehicular, donde no pasa ninguna ruta nacional ni provincial por su trazado como otras localidades,  haya que llorar muertos por incidentes de tránsito.

Y me imagino que, si bien todos somos parte del tránsito como peatones, ciclistas , motociclistas o automovilistas, en este tema el rol del Estado es  fundamental, en la prevención y en el control.

Si uno filmara las arterias principales de nuestra en las horas de mayor tránsito y les mostrara los videos a habitantes de grandes ciudades, nos dirían que es imposible que mueran personas en accidentes de tránsito, ya que pasa un auto cada 15 minutos en promedio, o menos.

Educación, prevención y control sería la fórmula. Y cuidarnos entre nosotros sería parte de la solución.  

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios