7 de enero de 2019

Los dos sectores peronistas van tejiendo sus alianzas

Cambiemos evalúa adelantar la elección a gobernador bonaerense. Ya se comienza a pensar en las elecciones de octubre.

Por Damián Juárez
djuarez@cronica.com.ar

Mientras el peronismo alternativo trata de crecer en las encuestas y lanza candidaturas, el kirchnerismo también se esfuerza por hacer alianzas. Cerca de Cristina Fernández de Kirchner saben que todo peronista que esté fuera del espacio que imaginan resta votos.

El diputado nacional Agustín Rossi, una de las espadas de la ex presidenta, quien recientemente se lanzó en Rosario y ahora está de gira electoral por la Costa Atlántica, lo repitió en las últimas horas. "Si la oposición logra una única referencia electoral, gana las elecciones en primera vuelta", arriesgó el santafesino, a pesar de que hoy la mayoría de las encuestas está hablando de la posibilidad de que la presidencial se defina en balotaje. Asimismo, Rossi sorprendió al afirmar que el senador nacional Fernando "Pino" Solanas ya está dentro del espacio cristinista.

"Venimos trabajando en un gran frente electoral que se está conformando alrededor del Partido Justicialista (PJ), y se empezaron a incorporar dirigentes no kirchneristas, por decirles de una manera, como Felipe Solá, Hugo Moyano, Héctor Daer, Hugo Yasky", explicó Rossi, a pesar de que desde el sector K ya saben que algunos gobernadores e intendentes jugarán para el espacio alternativo que plantean Juan Manuel Urtubey, Miguel Pichetto, Sergio Massa y Juan Schiaretti.

Rossi también evaluó que las diferencias dentro del PJ se van a dirimir en las PASO, aunque esto no sería tan así. Lo más probable es que cada sector -K y no K- vaya por separado, para no estar obligados a eliminarse en las PASO, sino en las elecciones propiamente dichas. El Chivo, quien como ya contó Crónica se bajará si la ex presidenta finalmente se postula, argumentó también que le ve "pocas posibilidades" a una tercera vía electoral que rompa la polarización. "Me parece que el escenario político va a ser de continuidad de este gobierno o de inicio de una etapa distinta, con caminos políticos y económicos absolutamente antagónicos".

Cumbre oficialista

Mientras el peronismo se debate entre unidad o división, Cambiemos tampoco pierde el tiempo en el verano. Para este lunes está prevista una cumbre donde están convocados los principales estrategas de lo que será la dura campaña.El encuentro será al mediodía en la sede de Cambiemos, en Balcarce y Belgrano, a 400 metros de la Rosada.

Estarán, entre otros, Marcos Peña, quien nuevamente sería el jefe de la campaña, María Eugenia Vidal, gobernadora bonaerense, y Diego Santilli en representación del gobierno porteño.

 

El tema que estará sobre la mesa es el posible desdoblamiento electoral en la provincia de Buenos Aires, para lo cual ya está en funcionamiento una comisión de legisladores provinciales. El mayor distrito del país debe definir si se suma a la ola de adelantamientos electorales que ya se vive en nueve provincias del país y que podría sumar a los bonaerenses.

Esta definición tiene que ser urgente porque los tiempos apremian. En algunos distritos, de hecho, las primarias ya serán en febrero, lo que desembocará en las elecciones generales de octubre y un eventual balotaje en noviembre.

En Cambiemos hay quienes están de acuerdo con adelantar las elecciones bonaerenses, pero es un arma de doble filo.

Este hipotético triunfo de Vidal logrando su reelección desacoplada de Mauricio Macri también le jugaría en contra al Presidente en octubre, cuando tendría que revalidar sus credenciales "solo" y sin el respaldo de la gobernadora en la boleta.

 

Los peronistas ya chicanean al respecto. Rossi advirtió que, si Cambiemos adelanta las elecciones en Buenos Aires, ya está reconociendo que perderá la nacional e intenta garantizar al menos uno de los dos premios mayores de los comicios.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios